El pacto Ribbentrop-Molotov. Como Hitler y Stalin se repartieron Europa

Hoy hace 80 años se firmó en Moscú el Pacto Ribbentrop-Molotov, un tratado de no agresión y reparto de territorios entre la Alemania nazi y la Unión Soviética. Todavía seguimos arrastrando consecuencia de este acuerdo entre dos dictaduras. El acuerdo de no agresión tenía una cláusula secreta que salió a la luz en los juicios de Nuremberg.

MolotovRibbentropStalin
Firma del pacto, con Stalin presente.

Alemania invadió Polonia el 1 de septiembre del 39, y la URSS hizo lo propio el 17 de septiembre, anexándose una parte de Polonia. Lo mismo hizo en marzo de 1940 con partes de las regiones de Karelia y Salla en Finlandia, y con la anexión de Estonia, Latvia, Lituania y la Besarabia rumana. Al final del conflicto, los territorios antes polacos anexados, quedaron en manos de la URSS, y actualmente forman parte de Ucrania y Belarus. La antigua región polaca de Vilno es parte de Lituania.
La URSS sigue manteniendo Karelia y Petsamo occidentales, antes finlandeses, la región de Ingria y el Condado de Petseri, antes estoniano, y la región antes latvia de Abrene. Los territorios anexados de Rumanía pertenecen ahora a Ucrania, y Besaravia forma la Republica Moldava, con el problema de la región pro rusa de Transnistria.
El pacto desapareció de facto con la invasión alemana de la Unión Soviética. El 22 de junio de 1941, la Wehrmacht lanza la Operación Barbarroja.

Un comentario en “El pacto Ribbentrop-Molotov. Como Hitler y Stalin se repartieron Europa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s