U-9, 36.000 toneladas al fondo en una hora

U-9, 36.000 toneladas al fondo en una hora

El 22 de septiembre de 1914 el submarino alemán U-9, de 600 toneladas de desplazamiento, fue capaz de hundir tres cruceros británicos en menos de una hora. Ese fatídico día, mientras patrullaba al sur del Mar del Norte, el U-9 se encontró con un escuadrón de tres cruceros británicos de la clase Cressy (12.000 toneladas). El Capital Otto Weddigen los hundió en un combate que cambiaría la forma de considerar el arma submarina por parte del almirantazgo británico.

Cressy_class_diagrams_Brasseys_1906

Los HMS Aboukir, HMS Hogue y HMS Cressy, parte de una clase de 6 cruceros, fueron torpedeados y hundidos, con la pérdida de 1459 marinos ingleses. Es indudable que la pericia de Weddigen jugó un gran papel, pero sobre todo la falta de experiencia de los británicos se hizo trágicamente patente. El U-9 hundiría otros crucero, el HMS Hawke, el 15 de octubre, y otros 13 pequeños buques, antes de ser retirado de primera línea en 1916. Solo el U-9 y el HMS Emden consiguieron la cruz de hierro concedida por el Kaiser Guillermo II.

1920px-U-Boote_Kiel_1914
U-Boote en su base de Kiel en 1914.

Se construyeron cuatro submarinos, del U-9 al U-12, en 1910. Estaban basados en los diseño de un ingeniero español, D Raymondo Lorenzo d’Equivilley Montjustin. Los alemanes produjeron un prototipo, el Forelle, y a partir de ahí desarrollaron los tipo Germania (U-1 y posteriores) y la Clase Karp para la Marina Imperial Rusa.

Planos del U-1. El U-9 era un derivado de este diseño.

U-39 primer submarino alemán hundido en la IIWW

U-39 primer submarino alemán hundido en la IIWW

El 14 de septiembre de 1939, hace ahora 81 años, el submarino alemán U-39, un Type IXA, al mando del Kapitänleutnant Gerhard Glattes, lanzó dos torpedos contra el portaaviones británico Ark Royal. La tripulación del buque atacado detectó el ataque y el portaaviones maniobró de forma que los torpedos explotaron sin causar daños.

Plano typo IX

Tres destructores, HMS Faulknor, Firedrake y Foxhound salieron a la caza del submarino, que fue atacado con cargas de profundidad. El U-39 tuvo que salir a superficie donde todos sus tripulantes fueron hechos prisioneros. Permanecieron en campos de prisioneros en Inglaterra y luego en Canadá durante toda la guerra.
Lo que podía haber sido una pérdida trágica para los británicos, se convirtió en el primer submarino alemán hundido en la guerra. Le siguieron muchos más.

00c5e40000896f9ccc9ecc4e771fbbef

La construcción del U-39 comienza el 2 de junio de 1937, y es entregado el 10 de diciembre de 1938, con el Kapitänleutnant Gerhard Glattes al mando, miembro de la Sexta Flotilla. Formaba parte de una serie de 8 submarinos, de los que seis se perdieron durante la guerra y dos fueron hundidos por sus propias tripulaciones en 1945. El Tipo IX representa el submarino de “raid” a larga distancia, capaz de llevar la guerra a gran parte del Atlántico, y por tanto detraer recursos que de otra forma habrían sido enviados al frente.