FD-1, primer Phantom de la Marina EEUU

FD-1, primer Phantom de la Marina EEUU

McDonnell_XFD-1_The_Phantom

El 26 de enero de 1945 surcaba el aire por primera vez el McDonnell XFD-1, el primer Phantom, birreactor de caza embarcado. Curiosamente, el primer vuelo se realizó solo con un reactor, porque era el único que había… Las pruebas demostraron que era un diseño sólido y superó las 500 millas por hora (800 km/h). En marzo del 45 se firmó un contrato por 100 unidades, que se quedó en 30 cuando acabó la guerra, aunque luego se duplicó hasta las 60 unidades.

FH-1_Phantom_in_flight_in_February_1948

A principios de 1946 se completaría el segundo prototipo. El primero se perdió en un accidente el 1 de noviembre de 1945. Este segundo prototipo sería el primer reactor en operar desde un portaaviones norteamericano, el Franklin D. Roosevelt, el 21 de julio de 1946. La arquitectura del Phantom era clásica, con dos reactores situados en el encastre de las alas con el fuselaje, en la parte baja del mismo. De esta forma la cabina se sitúa en la parte delantera, con gran visibilidad, y permite concentrar el armamento en el morro del avión.

XFD-1 vs FH-1 Final

La adaptación de los reactores a su utilización en un avión embarcado era muy complicada. EL Phantom incorporaba flaps segmentados tanto en la parte fija del ala, como en la que se plegaba, para mejorar su actuación a baja velocidad. El empuje de los reactores era reducido y la respuesta a los cambios de potencia, muy lenta. Los Phantom de producción incorporaron un depósito de combustible desechable bajo el fuselaje, y frenos aerodinámicos. Los motores eran Westinghouse J30-WE-20 de 1600 libras de empuje.

McDonnell_XFD-1_Phantom_landing_aboard_USS_Franklin_D._Roosevelt_(CVB-42)_on_21_July_1946_(NNAM.1996.253.7239.003) Primer apontaje el 21 de julio de 1946.

Los primeros Phantom entraron en servicio en agosto de 1947, y el VF-17ª fue el primer escuadrón de reactores en servicio, a bordo del USS Saipan en mayo de 1948. Su servicio en primera línea fue muy corto, ya que pronto fueron superados por otros aviones que entraban en servicio, como los Panther. Sus limitaciones pronto fueron evidentes. No montaba asiento eyector para su piloto, ni tenía capacidad de ataque a tierra, necesaria en la mayor parte de las misiones de la marina.

FH-1_Phantoms_of_VMF-122_parked_c1949

La experiencia ganada con el Phantom fue preciosa para McDonnel, que desarrolló rápidamente el F2H Banshee, en principio pensado como una evolución del Phantom, terminó siendo un avión completamente diferente. Comenzó sus pruebas en vuelo al mismo tiempo que el Phantom entraba en servicio. Como consecuencia de ello, estaban retirados de primera línea cuando estalló la guerra de Corea. Se dedicaron a misiones de entrenamiento hasta 1954, cuando fueron definitivamente retirados de servicio.

El F-101 Voodoo, magia según el manual

El F-101 Voodoo, magia según el manual

23beb455b62c6fabed1b97bc52d7ab8d
El XF-101A, con el XF-88 detrás, como comparación.

El 29 de septiembre de 1954 volaba por primera vez el McDonnell F-101 Voodoo, un interceptor de “escolta”, que luego sería desarrollado en versiones de caza, apoyo táctico y reconocimiento. EL Voodoo era respetado por sus tripulaciones, porque daba unos resultados magníficos “siempre que las cosas se hiciesen por el libro”, en caso contrario, no perdonaba los errores.

McDonnell F-101A

El F-101 tiene su origen en una competición para un caza pesado de escolta, que fue ganado por el McDonnell XF-88 Voodoo. Sin embargo, debido a problemas presupuestarios, el programa fue anulado en 1950, quedándose McDonnell con la miel en los labios. Sin embargo, a finales de 1951, el Pentágono resucitó el concepto, pero con mayores capacidades. McDonnell respondió con un desarrollo avanzado del XF-88 y se llevó de nuevo el contrato.

McDonnell RF-101C
Sobre Vietnam, en un vuelo de reconocimiento.

De nuevo cambiaron los criterios de utilización, y ya no se buscaba un avión de escolta, sino un caza táctico. El diseño del Voodoo debió cambiarse de nuevo y pasó a ser el F-101A. Esta versión tardó bastante en ponerse a punto, y llegó antes la de reconocimiento RF-101A, que tuvo buena utilización en la primera fase del conflicto de Vietnam.
A esta versión le siguió la F-101C y RF-101C, esta última, crucial en sus vuelos de reconocimiento en la crisis de Cuba en 1962. La mayor parte de las imágenes sobre territorio cubano fueron tomadas por los Voodoo. Por cierto, la fuerza aérea de China Nacionalista también operó un puñado de Voodoos que realizaron bastantes vuelos de reconocimiento sobre la China comunista.

CF-101B_CFB_Moose_Jaw_1982
En servicio en Canadá. Un CF-101B en Goose Bay.

Fue la fuerza aérea canadiense la que más utilizó este avión (después de Estados Unidos), llegado a operar 132 unidades. Después de la cancelación del programa CF-105 Arrow, Canadá necesitaba un interceptor de largo alcance para defender el gran norte, por donde podían penetrar los bombarderos soviéticos. Irónicamente el CF-101B era inferior en prestaciones y capacidad de desarrollo que el avión cancelado, pero se mantuvo en servicio hasta 1987.

McDonnell RF-101C
Preparando un vuelo de reconocimiento sobre un RF-101C.

Las versiones de ataque táctico e intercepción nunca llegaron a entrar en combate. Sin embargo, fueron las de reconocimiento las que pusieron el valor a este magnífico avión, que fue sustituido en mucho caso por su “primo” el F-4 Phantom II.