Chuck Yeager (13 febrero 1923 – 7 diciembre 2020). DEP.

Chuck Yeager (13 febrero 1923 – 7 diciembre 2020). DEP.

Yeager comenzó su carrera en las fuerzas aéreas como mecánico, para pasar a ser piloto. Voló P-39 Airacobra, para pasar al P-51 Mustang. En la segunda guerra mundial consiguió 12,5 victorias. Cuando regresó a Estados Unidos comenzó su carrera como piloto de pruebas, lo que le llevó a ser el primero en romper la barrera del sonido a bordo de un Bell X-1 el 14 de octubre de 1947. Siguió relacionado con aviones experimentales hasta 1954, cuando retorno a vuelos operacionales. Participó en la guerra de Vietnam haciendo incluso vuelos operacionales, y se retiró en febrero de 1975. Siguió involucrado en aviación siempre que pudo, como asesor técnico de diversos programas, entre los que se cuenta el desarrollo de la gestión del sistema de armamento. Con Chuck Yeager se va uno de los grandes mitos de la aviación, y una gran persona..

Tuve el inmenso privilegio de conocer personalmente a Chuck Yeager hacia 1981. En aquel momento, trabajaba como periodista para un medio económico español, y cubría una información sobre el programa FACA (Futuro Avión de Caza y Ataque), que ha sido la mayor compra de material militar en la historia de España, que terminó decidiéndose por el McDonnell Douglas EF-18A. Fuimos invitados a un viaje por Estados Unidos, en el que visitamos tanto las instalaciones y aviones de McDonnell Douglas en Saint Louis, como de General Dynamics, en Carswell AFB, Texas.

Yeager trabajaba entonces como asesor para General Dynamics y nos acompañó en la visita a la factoría (la misma donde se produjeron B-24, B-32, B-36, B-58, F-111 y finalmente, F-16) dándonos toda clase de explicaciones y respondiendo a multitud de preguntas. Yeager no solo era un gran piloto, era una gran persona, llena de amabilidad y siempre con la sonrisa en la cara. Para mi fue un momento inolvidable.

Mientras nos explicaba, en la base se desarrollaba un ejercicio del SAC (Strategic Air Command), donde varios B-52 despegaban rápidamente, seguidos por KC-135, con el fin de ensayar técnicas de repostaje. En el suelo, aparcados, había un número indeterminado de Republic F-105 Thunderchief. No parecía haber muchas restricciones de ruido. Eran otros tiempos.