Bristol 133, tren de aterrizaje retráctil para la RAF

Bristol 133, tren de aterrizaje retráctil para la RAF

1434623154501 (1)

El 8 de marzo de 1935 una barrena plana acaba con el Bristol 133, un monoplano de caza con cuatro ametralladoras desarrollado como respuesta a la Especificación F.7/30 del Ministerio del Aire británico. El Tipo 133 era una aventura privada de la compañía, que estimaba que las especificaciones podían corresponder a un monoplano. En un principio presentó el Tipo 123, con motor Rolls-Royce Goshawk, muy problemático, y seguidamente diseñó el Tipo 133, con un motor radial Bristol Mercury de 620 cv, que dio un resultado satisfactorio.

1434623154244 (1) Tipo 133 en su primera forma, con cabina abierta.

La especificación señalaba que se quería un caza con mayor altitud, características y autonomía que los actuales en servicio, excelente trepada, maniobrable y con una visión amplia. También especificaba el uso del motor Goshawk. Finalmente, el contrato fue concedido a Gloster, que procedió a fabricar en serie el Gladiator. Solo seis meses después volaba el Hawker Hurricane, muy superior y con el doble de potencia de fuego.

bristol133-7

El Bristol 133 fue el primer avión presentado para servir en la RAF con tren de aterrizaje retráctil. También fue la primera vez que Bristol utilizaba construcción metálica en las alas, utilizando Alclad, recientemente desarrollado por los norteamericanos. El ala baja en forma de gaviota invertida, alojaba el tren de aterrizaje y dos de las armas. Las otras dos estaban situadas en el fuselaje.

bristol-133-3v_6409782931_o

El Tipo 133 vuela por primera vez el 8 de junio de 1934, a manos del piloto Cyril Uwns, que dio informes muy favorables sobre el avión. Las pruebas se extendieron durante 8 meses, y llevaron a diversas modificaciones, incluyendo una cabina cerrada, una rueda de cola en vez del patín inicial, mejoras en la refrigeración y escape del motor y una reducción de los alerones.

1434623155031 Restos del 133 tras su accidente.

El avión estaba preparado para sus pruebas en Martlesham Heath, en competencia con sus oponentes, cuando el piloto W.T. Campbell entró en una barrena sin subir el tren de aterrizaje, que derivó en una barrena plana, de la que ya no se pudo recuperar. El piloto saltó en paracaídas, pero el avión se perdió, junto con el interés de Bristol por su desarrollo.

Mikoyan I-224, un caza de gran altura

Mikoyan I-224, un caza de gran altura

i-222(5a)-01

El 20 de octubre de 1944 se producía el primer vuelo del Mikoyan I-224, un prototipo de caza a gran altura (otras fuentes sitúan el primer vuelo el 16 de septiembre). Este avión pertenece a la serie I-220, con cierto parentesco con el MiG-3 en servicio. La diferencia del I-224 era su turbocompresor TK-300B, y una hélice de cuatro palas de gran cuerda, capaz de moverlo a alturas de hasta 14.000 metros.

i224-3view

El primer vuelo se realizó con el Piloto AP Yakimov a los mandos. El avión tuvo que realizar un aterrizaje forzoso en su quinto vuelo, y no estuvo de nuevo disponible hasta finales de diciembre. El avión alcanzó efectivamente una altura de 14.100 metros, con una velocidad estimada de 193 Km/h a 13.000 metros y 574 km/h a nivel del mar. El objetivo era detener a los Junkers Ju 86R, que operaban vuelos de reconocimiento a gran altura sobre territorio soviético y eran prácticamente invulnerables.

i224-1

El turbocompresor generaba muchos problemas, y tuvo que ser reparado en numerosas ocasiones. El motor, un Mikulin AM-39FB, fue reemplazado por un AM-44 con inyección directa, en vez de carburadores, pero este motor generó muchos problemas de puesta a punto, por lo que el avión nunca fue presentado a las pruebas de aceptación por el estado.
Finalmente, el 30 de noviembre de 1946, se paró todo trabajo sobre el I-224, por orden ministerial.